Por qué restaurar muebles antiguos

No lo leas, escúchalo.

Los muebles, ya sea por causa del tiempo o por un accidente fortuito, se deterioran y pierden calidad. Es muy posible que no queramos comprar uno nuevo, ya sea por escasez de presupuesto o porque ese mueble lleva muchos años con nosotros y le hemos cogido cariño, o porque sea una herencia familiar. Sea cual sea el motivo, existe una solución muy sencilla: restaurarlo. En Barnicart somos expertos en restaurar muebles antiguos.

Lo más importante a la hora de restaurar o reparar un mueble es pensar bien qué estilo queremos darle y valorar todas las posibilidades: tipo de material (madera dura, blanda, de cerezo, de roble…), el color de la pintura y el acabado o posibles estampados. Si el mueble está roto o tiene algún daño, también hay que tenerlo en cuenta, pues no es lo mismo solo pintarlo que realizar reparaciones. Antes de comenzar con el proceso, es muy importante comprobar el estado de la madera, pues puede estar infectada por carcoma, un pequeño insecto que se alimenta de este material. En ese caso, sería necesaria la aplicación de insecticida.

A la hora de restaurarlo, hay que seguir los siguientes pasos: lo principal es limpiarlo correctamente antes de realizar algún otro paso, pues es necesario eliminar toda la suciedad y el polvo para que el resultado final sea lo más perfecto posible. También es importante lijarlo para corregir imperfecciones de la madera. Así conseguiremos que la pintura se adhiera correctamente. Si el mueble cuenta con muchas capas de pintura o barniz imposibles de eliminar solo con la lija, es necesario aplicar después un decapante. Si es una superficie muy grande, se recomienda hacerlo con una pistola airless. En caso contrario, con una brocha o pincel sería lo adecuado. Hay que dejarlo secar durante media hora aproximadamente y, por último, retirarlo con una espátula si es un mueble pequeño, o con chorro de agua a presión. Los siguientes pasos dependen del acabado que queramos darle: pintarlo, barnizarlo o aplicar esmalte. Lo adecuado es utilizar un rodillo y pasarlo siempre en la misma dirección.

Conoce a Nuestros Profesionales

Como comentábamos, es posible que la madera no solo se haya deteriorado debido al paso del tiempo, sino que puede que haya sufrido golpes y que cuente con pequeñas hendiduras. Normalmente, desaparecen manteniendo un trapo mojado en agua durante un par de horas. Si esto no fuera suficiente, es posible utilizar masilla o cera natural para disimular las fisuras. Otro factor con el que nos podemos encontrar es que el mueble cuente con bisagras (por ejemplo, en puertas de armarios) y que estas no funcionen correctamente. Si es así, bastará con reemplazarlas. Por último, si el mueble a reparar cuenta con cajones y no se deslizan bien, vale con aplicar jabón a las guías.

Sabemos que reparar o restaurar un mueble no es demasiado fácil o que a veces no se cuenta con tiempo para realizar todo el proceso. A veces, comprar todos los materiales necesarios puede resultar caro. En Lacados Cartaya lo hacemos por ti. Pida su presupuesto sin compromiso o contacte con nosotros.

Sumario
Por qué restaurar muebles antiguos
Nombre
Por qué restaurar muebles antiguos
Descripción
Los muebles, ya sea por causa del tiempo o por un accidente fortuito, se deterioran y pierden calidad. Es muy posible que no queramos comprar uno nuevo, ya sea por escasez de presupuesto o porque ese mueble lleva muchos años con nosotros y le hemos cogido cariño, o porque sea una herencia familiar.
Autor
Publicador por
Lacados Cartaya
Logo

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LLámanos ahora 959 39 08 45
Nosotros te llamamos